¿Dónde comienza y dónde
termina la vida?

Boletín de la Logia Elías Artista nº 1

 

El presente trabajo fue publicado en el boletín de la Logia de la Orden Rosacruz Elías Artista nº 1, de Las Palmas de Gran Canaria, y debido a que plantea una bella imagen de la vida, independientemente del tamaño en el que se manifiesta, lo publicamos para los lectores de nuestro Triángulo de Luz.

¿Dónde comienza y dónde termina la vida?

¿Realmente hay un límite, o tan solo hay una contínua transforma ción en movimiento? La visión habitual nos impide ver un sin número de imágenes que con el ojo humano nos es imposible observar.

Me pregunto: ¿Por qué el ser humano ha sido dotado con una visión, al parecer, imperfecta? Solo cabe una explicación.

Nuestra visión ha sido diseñada para que pudiésemos observar las cosas que nos rodean a simple vista, no para observar microscópicamente mundos invisibles al ojo humano, del que tal vez, antiguamente, en un estado de evolución primitiva, nosotros mismos fuimos parte.

Recuerdo que, en mi niñez, observaba flores, y las pequeñas hojas; me dedicaba a dibujarlas. Tuve la suerte de estar en estrecha vinculación con la naturaleza. En mis ojos se imprimían imágenes, y esas imágenes, trasladas en forma de impulsos eléctricos al cerebro, despertaban sentimientos de amor hacia la natu raleza.

Todo se simplifica a visualización, contemplación, meditación, o experimentación de sentimiento.
Vamos a tratar de discernir la vida.

¿También nosotros vivimos en un mundo invisible?

Aprender a apreciar la vida en su esencia sutil es aprender a amarla. La naturaleza nos muestra a menudo el mundo que nos depara. Solo de-pende de cada uno de nosotros el querer descubrirla.

Observando la naturaleza oculta al ojo humano mediante le microsco-pio electrónico desvelamos unos ni-veles hasta ahora desconocidos en el campo de visión habitual. Nos lleva a explorar todo un mundo nuevo en el espacio interior.

Los mejores microscopios elec-trónicos pueden aumentar la visión miles de veces. A través del micros-copio la diminuta flor muestra su delicada estructura de una inesperada complejidad. Al aumentar 20.000 veces podemos ver con nitidez los granos de polen.

Si observamos, a través del mi-croscopio, las cosas muy de cerca, nos sentimos ajenos a nuestro propio mundo. Un terreno estéril es la punta de un bolígraf o. Una enmarañada red de fibras aumentada 4.000 veces en nada recuerda a la pulida superficie de un papel de escribir.

En los sofás, en las camas, en cualquier parte de nuestra casa, los gorgojos microscópicos del polvo vi-ven su vida. Son dinosauríos en miniatura en un mundo perdido. Sus cuerpos rara vez crecen lo suficiente para que podamos verlos a simple vista. Dependiendo de nosotros para su existencia, los gorgojos del polvo se alimentan de las escamas muertas que nuestra piel elimina.

En cada hebra de pelo se en-cuentran pequeños hongos. La pobla-ción de hongos que habitan en nues-tro pelo y en nuestra piel se cuentan por miles. Nuestros amigos los hon-gos viven con nosotros durante toda la vida y han establecido un refugio permanente en nuestra piel. En las raíces de nuestras pestañas viven pequeños ácaros. Aparentemente no nos hacen ningún daño, pero el por qué están aquí, y qué es exactamente lo que hacen, es algo que aún no se ha podido descubrir.

La bacteria, la más simple de las formas vivas, está constantemente con nosotros. Una sola bacteria se puede multiplicar un millón de veces en tan solo 8 horas y aunque Ud. se lave, muchos millones seguirán viviendo en su piel. Cada persona tiene un inmenso zoológico invisible. Hay tantas criaturas sobre nuestros cuerpos como gente sobre la tierra.

Un rosacruz sabe que nunca está solo. A veces necesitamos que nos den un achuchón (un fuerte abrazo) como dice una querida soror, Otras que nuestros numerosos compañeros nos hagan cariños pero, si no los tuviéramos, por lo menos nos queda el consuelo que nunca estamos solos; un mundo invisible nos acompaña constantemente.

Usando un poderoso microscopio, en cuyo desarrollo ha empleado 14 años, el doctor Albert Crew ha conseguido unas imágenes que nadie había logrado ver: ha logrado ver átomos (átomos de uranio). La partícula más pequeña es un átomo individual. Su diámetro es una billonésima de centímetro. La más grande se compone de un racimo de varios átomos. Coloreando artificialmente para poder verlos, los átomos tienen movimientos imprevisibles, demostrando que los objetos sólidos, cuando son observados a escala atómica, con, en realidad, un mar de partículas en movimiento.

Si todo este mundo invisible se aumentara 10 o 20 millones de veces, sería algo así como hacer que una pelota de baloncesto tuviera el tamaño de la Tierra. La habilidad para ver los átomos individualmente, para aislarlos a esos niveles, tendría una gran importancia.

¿A donde nos llevará todo esto?. Es muy difícil de contestar. Ahora se cuenta con una nueva tecnología, y cada vez que uno encuentra la manera de ver las cosas de forma diferente, está viendo "cosas nuevas".

Así como en el cuerpo humano existe un mundo invisible, en la naturaleza también se expresa la vida en continua transformación. La naturaleza contiene una vida que nosotros no podemos ver y que está en constante proceso de increible transformación.

En unos días los pequeños gusanos son capaces de devorar las hojas de un árbol. Una manzana será comida en una semana por docenas de hambrientos insectos. En solo cuatro días, un ratón muerto será devorado por un montón de gusanos.

Este proceso destructivo dará paso a una vida plena, hermosa, y abundante. Nuestros ojos perciben el mundo solo a través del lenguaje de la luz. Sin embargo la luz, la luz visible, no es más que un estrecho segmento de la energía contenido en un infinito espectro de ondas electromagnéticas que continuamente vibran a nuestro alrededor.

Cuando los científicos analizan la luz, aparece el familiar Arco Iris, que va del rojo al violeta. Sus colores son las bandas de las longitudes e onda que podemos ver. Más allá de esa banda nuestros ojos permanecen ciegos.

Las abejas descubren cosas que están ocultas a nuestros ojos. El hombre tiene que utilizar cámaras especiales para poder verlas, Vemos la luz de un fósforo encendido, pero no la imagen del calor. Si nuestros ojos pudieran ver las parte del espectro donde la luz roja se convierte en infrarroja o calor, nuestro punto de vista del mundo se incrementaría de repente y tendría un nuevo e insospechado alcance.

Las células del cuerpo humano poseen un núcleo y un citoplasma. En el núcleo de las células se encuentra la información genética. Llevan la información los cromosomas Por ejemplo: si en el núcleo encontramos la pareja de cromosomas XX, se trata de una hembra. Si encontramos la pareja de cromosomas XY, sería un varón. Los cromosomas están f ormados por cadenas de ADN; ácido dexosirribonucleico. En estas cadenas está incluida toda la información de la célula, del cuerpo, del individuo, y hasta de la especie, y de la evolución de esta. De como se ha ido adaptando, como ha ido cambiando para sobrevivir en diferentes medios, frente a distintas circunstancias.

Si las células llevan la información, me pregunto: ¿de donde surge esta información?. Todo este trabajo me lleva a una reflexión: ¿quien ha dado la información que llevan las células? ¿Por qué? ¿Como llegar al centro mismo de la información genética? Si se lograse descubrir quien da la información, y la orden de envejecer contenida en esa información, podríamos lograr la inmortalidad física. Los factores externos influyen en la propia célula.

Y me pregunto: ¿Donde comienza y donde termina la vida? ¿Realmente existe ese limite o solo hay una contínua transformación, un contínuo movimiento?

Logia Elias Artista nº1, Orden Rosacruz.

 

 

 

 

 

 

Contactar con nosotros Contactar con la Orden Rosacruz    Invitación a afiliarse  Ir a Página de Afiliación

English  Italiano   Ruso
Alemán

  

Menú de texto. Orden Rosacruz

Portada
Saludo del SS. Imperator de la Orden Rosacruz

Orden Rosacruz: Saludos, Sincero Buscador - Las Preguntas Eternas - La Búsqueda - La aventura interior - Historia y Tradición - Ciclos de la Orden Rosacruz - La Gran Reforma - La Verdad hace libres a los Hombres - Qué son los Rosacruces - Refererencias históricas - Qué enseñan los Rosacruces - Beneficios de su afiliación - Invitación a afiliarse

Otras páginas:
Prácticas Tradicionales - Antiguos archivos (Fama Fraternitatis y otras joyas bibliográficas en la Sede de la Orden Rosacruz)- Salón de Arte - Revista Rosacruz Triángulo de Luz - Cagliostro, Gran Maestro Rosacruz - Stanislas de Guaita - Concordancias Significativas - Plegaria Rosacruz - Transmutación mental - Agartha El Gran Secreto - Ser un Rosa Cruz - Reencarnación y Religión - Doble Polaridad  - Las Sectas  - El Sendero de la Iniciación  Caminante - El propósito de las Logias  - Reflexiones sobre los sonidos místicos - La corte de los milagros - Aplicando las enseñanzas Rosacruces - La energía Vital - Karma - ¿Es la Orden Rosacruz una empresa comercial?- El inicio de la búsqueda - El esoterismo de Lao Tse- Meditando- ¿Dónde comienza y dónde termina la vida?- Los Ciclos- La sabiduría antigua y nuestro tiempo
Noticias
- Ediciones

 

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de textos y/o
imágenes sin consentimiento por escrito de la Orden Rosacruz.
Para consentimiento, envíe un email de solicitud a sede@rosacruz.net

Copyright © 2007 Orden Rosacruz. Todos los derechos reservados.